Pese a que solo son siete, los miembros de la Guardia Real ataviados de  blanco representan las unidades más diestras en combate de la Guerra de  los Cinco Reyes. La Guardia Real posee las mejores armas, la mejor  armadura y el mejor adiestramiento que el dinero puede comprar y está  completamente dedicada a la protección de su rey, por lo que pueden  atacar o defender frente a una cantidad de enemigos tres veces superior a  su número sin pensar en la derrota. Sin embargo, hay que ser cauto al  emplearlos en la batalla, no solo para evitar que los rodeen y  destruyan, sino para contener y protegerse de la mayor debilidad de la  Casa Lannister: el propio rey Joffrey Baratheon.