De entre los curtidos y peligrosos hombres de la Guardia de la Noche han  surgido algunos de los más recios héroes que se hayan visto en los  Siete Reinos. Desde veteranos del Muro que están en primera línea de  batalla, como Donal Noye y Othell Yarwyck, hasta luchadores expertos que  dirigen grandes contingentes, como Qhorin Mediamano y Alliser Thorne,  estos hombres han superado la prueba del combate y han salido de ella  más firmes e impetuosos si cabe. Incluso los reclutas relativamente  nuevos como Grenn y Pypar se adaptan rápidamente a los rigores de la  lucha sin fin. En el Muro, la vida es dura y muchos son los desafíos, de  manera que uno se adapta o muere.