En cada turno, un jugador enseñará una carta. Si alguien grita “Gloobz-más” entonces tendrá que coger la figura que corresponda con la carta. Pero si alguien grita “Gloobz-menos” tendrá que hacerse con todos los opuestos