Descripción

No hay nadie en el campo de batalla que no sepa de la crueldad de los infames canallas de la Casa Bolton; por no hablar de sus atroces manguales con pinchos, que hacen que hasta los escudos más pesados resulten inútiles. Estos dos factores se combinan para crear un halo de miedo en torno a ellos.