Una malevolencia nueva e indomable ha despertado un terror ancestral. Las fuerzas fantasmales ya no se conforman con acechar en los márgenes de la civilización y se han reunido en Ejércitos Espectrales. Esto no es un simple embrujo, sino un asalto pavoroso cuya meta es destruir la propia vida. Desde los pozos más oscuros de Shyish, el Reino de la Muerte, surge una tormenta de figuras etéreas, espectros empeñados en mandar nuevas almas a las oscuras regiones de los que emergen los muertos, deleitándose perversamente en los tormentos que saben que aguardan a sus víctimas…